"Las Adicciones y el Psicoanálisis

Lic. Zulma Mari Matuszyczk
Nombre:Zulma Mari Matuszyczk
Ocupación:Licenciada en Psicología (UBA) - Orientación Psicoanalítica
Ciudad:Buenos Aires

Las Adicciones y el Psicoanálisis

Si arrojamos un cristal al suelo se hace añicos, pero no caprichosamente, sino que se fragmenta siguiendo líneas de escisión cuyo deslinde, aunque invisible, estaba comandado ya por la estructura del cristal. Unas tales estructuras  desgarradas y hechas añicos son también los enfermos mentales.

-SIGMUND FREUD. “Nuevas Conferencias de Introducción al Psicoanálisis”.-

La práctica del psicoanálisis nos fuerza hacia un movimiento continuo que avanza del caso práctico a la teoría, retornando en espiral nuevamente sobre la experiencia.-

El Psicoanálisis nació en el momento en que Freud estableció un dispositivo de palabra. Se dispuso a escuchar, cediendo el lugar del  que dice a sus pacientes. – Los Pos- Freudianos consideran que ese fue el gran invento de Freud. El saber que Freud recoge escuchando a las pacientes le permite construir su  edificio teórico, ladrillo a ladrillo, repensando y rectificando las teorías que va elaborando. Esto es hacer teoría de la clínica. La hipótesis de un pensamiento Inconsciente, es decir, de una topología psíquica hasta entonces desconocida, proponiendo la existencia de otro lugar, de otra escena, la escena Inconsciente, proviene de esta posición de hacer teoría escuchando el decir de los pacientes

Comenzaré a través de una pregunta: ¿Qué tienen en común el cristal que se rompe por la fuerza de la  marea o una tela que se desgarra? Los ejemplos Freudianos son muy precisos, indican que el punto de ruptura tiene su lugar en la ESTRUCTURA, que no es “caprichoso”. Pero también nos señalan  que eso solo no basta para producir lo que suele llamar “enfermedad”, que las líneas de fractura aguardan, silenciosas, el encuentro de alguna contingencia que las revele, que ponga de manifiesto todas sus consecuencias. Igual nada impide  que pueda alcanzar a un equilibrio, que pueden producirse soluciones, intentos de curación, reparaciones.

Este articulo está centrado en la articulación de los ejes: síntomas actuales y toxicomanías.

La droga: un síntoma Actual. ¿Cómo entender la adicción desde el Psicoanálisis?

Las ADICCIONES constituyen actualmente una problemática mundial con un acrecentamiento y una difusión cada vez mayor.-

La problemática es de una gran complejidad y el tratamiento requiere de un enfoque multidisciplinario.-

Me pareció oportuno a través de mi atención a los residentes de la Comunidad Camino De Vida, seguir interrogando algunos aspectos de las toxicomanías.

En esta oportunidad, la respuesta que el tóxico puede brindarle a un sujeto frente a la coyuntura de la elección sexual.-

Donde la hipótesis de mi trabajo supone la droga taponando la estructura tanto como la emergencia y la constitución del síntoma.

La dificultad en el diagnóstico y en la operatoria analítica como consecuencias más evidentes-

En La práctica  pretendo poner a prueba la idea y la necesidad de interrogar la relación del tóxico como parteneire, ligado a la función de estrago.-

Hoy los analistas tratamos las toxicomanías tanto en los servicios asistenciales especializados como en los consultorios privados.

Pero esto no fue siempre así. Muchos de los analistas posfreudianos rehusaron tratar las toxicomanías por considerarlas patologías no aptas para ser abordadas desde el psicoanálisis.-

Infiero que la  Clínica Psicoanalítica debe consistir no solo en interrogar al análisis, sino en interrogar a los analistas de modo que éstos hagan saber lo que su práctica tiene de azarosa.

Soy Psicoanalista y me interesa  hace tiempo los lazos que unen y desunen la relación del objeto tóxico y los sujetos adictos. Es decir, tratar de ubicar el uso y el sentido otorgado al consumo de drogas por las diversas culturas en cada una de las épocas.

Está claro que no podré  deducir de forma directa ninguna doctrina sobre las adicciones.- Pero si preguntarme ¿entonces qué lugar le otorgamos a las toxicomanías en la clínica y en la Psicopatología Psicoanalítica?

Como resulta evidente que no puedo  contestar desde el aspecto meramente conductual, busco  examinar la “función” que cumple el tóxico en la economía de un sujeto, aquel sujeto que el psicoanálisis supone al inconsciente, comparándola y distinguiéndola de la función del síntoma y de los efectos de la sustancia.-

¿Se puede concebir un mecanismo específico” para la formación de las toxicomanías?

Se trata de una pregunta análoga a la que hicieron Freud y Lacan respecto de la clínica de la psicosis. De modo que ponemos a consideración la “Cuestión Preliminar a todo tratamiento posible” de las Toxicomanías.-

A modo de observar, la tarea preliminar consiste en romper con la creencia- fomentada por ciertos discursos sobre la adicción- que ubican al objeto droga en el lugar de la causa, ya sea la causa de todos los males (como ser los trastornos de personalidad, de la conducta y de la sociabilidad-por ejemplo-) o de los bienes y placeres “todos” (como ser aquellas experiencias indescriptibles de un GOCE en  extremo placentero que surgen habitualmente de los dichos de quienes consumen.-

Es mi  labor como psicoanalista volver a destacar que es siempre partiendo de la delimitación del caso singular que en transferencia puede apreciarse el uso que un sujeto hace del objeto tóxico.

El Dispositivo analítico nos  ofrece entonces la chance de pasar del estrago al síntoma.-